MAL HABITO


El mal hábito de quejarnos

¡Es que a mí todo me sale mal!, ¡yo si estoy salao!, ¡es que a mí y al pato lucas!, ¡eso nada más me pasa a mí! Has escuchado alguna vez una de estas frases? 

Yo suelo escucharlas con frecuencia,  y tristemente debo decir  que parecieran que forman parte de nuestro día a día, hasta muchas veces  solemos decirlas como si  fuera divertido; lo cierto es que una parte de nuestro cerebro no distingue la ficción y la realidad, y que todo lo que usted diga o piense su cerebro lo tomará como un hecho, es por eso, que lo que al principio era tan solo una expresión, ahora es algo que usted cree.

Debemos deshacernos de todo aquello que nos hace daño, empezando por nuestras propias palabras y pensamientos que nos dañan, ya que de no hacerlo,  es como decir que usted se ataca a sí mismo, por lo tanto debemos cambiar nuestras expresiones comunes que nos descalifican,  o nos hacen  personas negativas, sin fe e incapaces de lograr grandes metas.  

Estamos vivos, ¡guao!, eso es tener suerte, ¿no se ha dado cuenta? estar vivos es una gran bendición, así que ánimo, que si de momento no se dan las cosas como queremos, es para que nos renovemos y cambiemos la estrategia.

© DERECHOS DE AUTOR
@nancyfarias1



Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta para mi primogénita

POR QUÉ EXISTEN LOS PREJUICIOS PERSONALES

Expresiones que nos hacen daño