Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2018

POR QUÉ EXISTEN LOS PREJUICIOS PERSONALES

POR QUÉ EXISTEN LOS PREJUICIOS PERSONALES 
Parece que es muy común que los seres humanos utilicen adjetivos calificativos sobre personas que ni siquiera conocen; escuchamos a otras que se encargan de señalar a gente sin darse la oportunidad de saber quiénes son, emitiendo juicios a priori con mucha facilidad diciendo si es buena o mala, tan solo porque actúan diferente a sus parámetros, convicciones o manera de pensar.
El problema de esto es que no solo dicen si es buena y mala, sino que va más allá yexpresan frases como esa persona es: mafiosa, corrupta, envidiosa/o, gorda –flaca, bruta/o, homosexual, prostituta, perezoso, entre otros. Porque deben justificar la violencia en sus comentarios y el miedo quesienten hacia el que es diferente.
Las personas que suelen dejarse llevar por los prejuicios hacen clasificaciones y agrupan a otros según sus parámetros. Pero sabias por qué suelen hacer esto, resulta que a los seres humanos se les hace fácil juzgar al otro porque nuestro cerebro tie…

MAL HABITO

El mal hábito de quejarnos
¡Es que a mí todo me sale mal!, ¡yo si estoy salao!, ¡es que a mí y al pato lucas!, ¡eso nada más me pasa a mí! Has escuchado alguna vez una de estas frases? 
Yo suelo escucharlas con frecuencia,y tristemente debo decir que parecieran que forman parte de nuestro día a día, hasta muchas veces solemos decirlas como sifuera divertido; lo cierto es que una parte de nuestro cerebro no distingue la ficción y la realidad, y que todo lo que usted diga o piense su cerebro lo tomará como un hecho, es por eso, que lo que al principio era tan solo una expresión, ahora es algo que usted cree.
Debemos deshacernos de todo aquello que nos hace daño, empezando por nuestras propias palabras y pensamientos que nos dañan, ya que de no hacerlo,es como decir que usted se ataca a sí mismo, por lo tanto debemos cambiar nuestras expresiones comunes que nos descalifican, o nos hacen personas negativas, sin fe e incapaces de lograr grandes metas.
Estamos vivos, ¡guao!, eso es tener sue…